Index
Flash
La Cusinga      Actividades      Precios y reservas      Fotos y imagenes      Noticias      Contacto
Flash

_noticias






Pero el tinte más brillante, y a la vez el más firme, era el morado obtenido de un caracol de mar, llamado por Lineo Púrpura patula, común en ciertas peñas del Océano Pacífico. Tan precioso y tan buscado era el hilo teñido con la baba que se escapa de la concha cuando se coge, que se llegó al extremo de hacer pagar en madejas de algodón morado los impuestos al Rey y los cánones del clero. Es tradición corriente entre los indios que, cada año, los misioneros que regentaban los pueblos de Quepos, Boruca y otros, enviaban para el norte mozos cargados de pesados fardos de hilo morado, destinados a los conventos de Nicaragua y Guatemala.
De esos mozos jamás se volvía a saber. Otro detalle que demuestra la importancia que tenía el producto especial al que hago referencia es que las peñas donde se criaban los caracoles de tinte eran propiedad exclusiva del Rey y que a éste correspondía su repartición entre los indios. Por lo demás, la industria de la púrpura no era exclusiva de nuestros indios en Costa Rica. Además de encontrarse este caracol también en la costa del mar Caribe y de constituir uno de los vestigios de faunas antiguas que indican la existencia prehistórica de alguna conexión entre ambos océanos, se extiende por el litoral occidental del continente americano, desde el Ecuador hasta Tehuantepec, y no es remoto que los naturales de todo este trecho de costa hayan conocido sus propiedades”. Se hallaba precisamente el caracol púrpura en los peñascos que conforman el sitio de Ventanas de Osa, lugar visitado por los indios Térraba y Boruca, quienes buscaban en los acantilados el tinte púrpura para sus telas de algodón.
El indígena utilizaba el caracol púrpura sin destruirlo, frotando el caracol hasta extraer la sustancia tintórea. El caracol utilizado se colocaba de nuevo sobre la roca, ya que su tinta sería de nuevo aprovechada. Es este un ejemplo del uso sostenible del caracol púrpura que hacían los indígenas sureños de la costa pacífica de Costa Rica. Este recurso natural se mantuvo durante cientos de años, a pesar de su intensiva explotación. Sólo al arribo de los españoles y debido a su afán mercantilista, llegaron a desaparecer las poblaciones de caracol. ¿Por qué no fomentar la siembra de caracol púrpura en los sitios costeros, como parte de un programa de recuperación ecológica de esta especie? ¿Por qué no pensar en los peñascos de Ventanas de Osa y de Isla Violín?
Bookmark and Share
 
 
Nosotros
Nosotros
Misión y Visión
Ecotourismo
Sostenibilidad
Colaboradores
Yoga
Fotos y imagenes
Videos Promocionales
Flora y Fauna
Nuestros primeros
Nuestra Gente
Disfrute
Parque Nacional
 
Actividades
Dentro
Explorando la Costa
Caminata en el Bosque
Limpieza de Playa Arco
Caminatas Largas
Sendero Punta Pargo
Sendero Los Ajos
Fuera
Escalada del Arbol
Ballenas y Snorkeling en Marino
Sendero Raices a Playa Arco
Parq. Nac. Corcovado
Tour de Kayaking
Cataratas Nauyaca
 
Precios y reservas
Habitaciones
Habitacion Doble con Desayuno
Habitacion Sencilla con Desayuno
Habitacion de Luna de Miel con
Paquetes
Formulario de reserva
Contacto
Contacto
Formas de pago
Preguntas habituales
Mapa
Enlaces
 
Siguenos
| info@lacusingalodge.com
| reservations.lacusingalodge
| (506) 2770-2549
Lunes a Viernes
De 8 am - 12pm & 1pm-5 pm
La Cusinga Lodge Facebook La Cusinga Lodge flicck La Cusinga Lodge twitter La Cusinga Lodge Youtube La Cusinga Lodge Blog
 
Copyright © 1999-2014
La Cusinga Lodge (La Cusinga S.A.), Uvita, Costa Rica
Diseño: GraPH lounge | Programación: PZproducciones.com| Mantenimiento: lacusingalodge.com