Los gigantes árboles de ajo (Caryocar costaricense)

En los bosques virgenes  de Osa, Pacífico Sur de Costa Rica, se encuentran unos gigantes que asombran a los visitantes por su tamaño, se trata de los árboles de ajo, Caryocar costaricenseuna especie endémica de Centroamérica y el Norte de Sur América.

Esta especie puede alcanzar hasta 55 metros de altura y llegar a vivir más de 500 años, se cree que pueden llegar hasta más de mil años de antiguedad. Su nombre popular se deriva de su floración, ya que cuando sucede el olor es similar al de los ajos que se utilizan en la cocina, igualmente el aroma de la madera. El periodo de floración se da comunmente de enero a marzo.

En torno a estos gigantes del bosque, existen mitos y leyendas que cuentan los idigenas nativos, ya que por su tamaño y edad cuentan que eran considerados deidades por culturas precolombinas, por antiguedad, denominados seres sabios y de gran importancia en los ecosistemas.

En La Cusinga Lodge, se conserva un grupo de árboles de esta especie y se pueden descubrir en el sendero del mismo nombre. No existen palabras adecuadas para describir esta obra de naturaleza y recomendamos que todos  vayan a apreciar su antigua y mágica inmensidad.

En la actualidad los árboles de ajo, son una especie amenazada en peligro de extinción, por la tala indiscriminada que casi acaba con esta especie única de la región. De manera que nos esforzamos en conservar esta maravilla de la naturaleza en nuestra reserva de más de 300 hectáreas, asimismo esta especie es parte de nuestro programa de reforestación, ya que su reproducción es muy dificil pues entre miles de semillas, solo uno logra germinar.

Descubra esta especie en los senderos de La Cusinga Lodge y contribuya con la conservación de uno de los árboles más bellos y místicos del planeta.

Leave a Reply