Yoga en La Cusinga

Construido sobre una colina orientada hacia el Océano, tejido entre los sonidos y ritmos del floreciente bosque, “Espíritu Salvaje” es un lugar de tranquilidad y equilibrio completo con la naturaleza.  El diseño al aire libre con sus vistas panorámicas del mar y las brisas tropicales crea un ambiente refrescante e inspiratorio ideal para la exploración individual y crecimiento personal tanto para principiantes como avanzados.  Algunos visitantes han dicho:

“Pero lo que quisiera enfatizar acerca de la experiencia de practicar yoga en el Espíritu Salvaje es que cada vez que voy, sea para dar una sesión o avanzar mi propia práctica, cuando me muevo por cada posición, siento como si estuviera fluyendo hacia la gracia.  Me resulta más fácil conectar con mi paz interna, y cuando vuelvo a mi casa siento mi energía renovada y mi corazón lleno de alegría.  Sin duda es una experiencia que vale la pena vivir.”

Desde al amanecer hasta el atardecer, nuestros huéspedes pueden utilizar las instalaciones para avanzar sus prácticas.  También La Cusinga tiene el agrado de ofrecer sesiones de yoga con Pilar Salazar, co-dueña de Bodhi Surf School, una empresa local con un fuerte compromiso con la preservación de la riqueza natural y cultural de la zona.

Acerca del Yoga

Ofrecemos una variedad de estilos diferentes, tales como: Ashtanga, Vinyasa Flow y Anusara.  Durante nuestras sesiones de Yoga se moverán por una serie de secuencias combinadas con ejercicios de respiración profunda, meditación y técnicas de relajamiento para aumentar su presencia, energía y flexibilidad.  El hermoso entorno pacífico crea el ambiente ideal para su fortalecimiento físico, mental y espiritual.

De la Profesora

Pilar Salazar practica yoga desde el año 1999.  Empezó su viaje con el estilo de yoga Ashtanga Vinyasa Flow, aunque Anusara Yoga le ha llamado la atención últimamente.

Todos sus estudios y experiencias se han unido para crear un estilo dinámico y alentador.  En sus sesiones Pili enfoca en una combinación de yoga y meditación como fórmula para una vida más sana.  Combina la respiración fluida y los movimientos elegantes con su espíritu alegre de “Pura Vida” para crear una experiencia memorable y renovadora.

Los gigantes árboles de ajo (Caryocar costaricense)

En los bosques virgenes  de Osa, Pacífico Sur de Costa Rica, se encuentran unos gigantes que asombran a los visitantes por su tamaño, se trata de los árboles de ajo, Caryocar costaricenseuna especie endémica de Centroamérica y el Norte de Sur América.

Esta especie puede alcanzar hasta 55 metros de altura y llegar a vivir más de 500 años, se cree que pueden llegar hasta más de mil años de antiguedad. Su nombre popular se deriva de su floración, ya que cuando sucede el olor es similar al de los ajos que se utilizan en la cocina, igualmente el aroma de la madera. El periodo de floración se da comunmente de enero a marzo.

En torno a estos gigantes del bosque, existen mitos y leyendas que cuentan los idigenas nativos, ya que por su tamaño y edad cuentan que eran considerados deidades por culturas precolombinas, por antiguedad, denominados seres sabios y de gran importancia en los ecosistemas.

En La Cusinga Lodge, se conserva un grupo de árboles de esta especie y se pueden descubrir en el sendero del mismo nombre. No existen palabras adecuadas para describir esta obra de naturaleza y recomendamos que todos  vayan a apreciar su antigua y mágica inmensidad.

En la actualidad los árboles de ajo, son una especie amenazada en peligro de extinción, por la tala indiscriminada que casi acaba con esta especie única de la región. De manera que nos esforzamos en conservar esta maravilla de la naturaleza en nuestra reserva de más de 300 hectáreas, asimismo esta especie es parte de nuestro programa de reforestación, ya que su reproducción es muy dificil pues entre miles de semillas, solo uno logra germinar.

Descubra esta especie en los senderos de La Cusinga Lodge y contribuya con la conservación de uno de los árboles más bellos y místicos del planeta.

Producción Sostenible en Hotel Ecológico de Costa Rica

 

La propiedad donde inició operaciones la Cusinga, se fundó con el nombre de Finca Tres Hermanas hace 40 años, con la visión de la Familia Tresemer-Guzmán, de transformar antiguos potreros en un bosque natural, paraíso para los animales, asimismo mantener y desarrollar una producción sostenible en materia agrícola.

Con el paso de los años, el panorama cambió con un riguroso plan de reforestación, haciendo que nuevamente las especies nativas colonizaran la zona. El desarrollo de esta finca eco-sostenible se convirtió en una alternativa de desarrollo para la comunidad y la generación de empleo decente para los pobladores locales de forma directa e indirecta. En la actualidad a nivel operativo del hotel se brinda trabajo a 13 personas, asimismo en labores de la finca se cuenta con 15 colaboradores, es decir se influye directamente en la economía de 28 familias diferentes. Más del 50% de los proveedores de la empresa son locales, generando empleos indirectos, pues se adquiere el pescado fresco de pescadores artesanales, los vegetales que no produce el hotel, se obtienen de productores orgánicos de la zona, se venden artesanías ecológicas de la comunidad de Boruca, artesanas mujeres de la zona, venta de tours de pequeños operadores de observación de ballenas, tirolesas, cabalgatas y se contratan servicios profesionales como mantenimiento de equipo, electricidad, entre otros, de profesionales locales.

Se producen en la finca una gran cantidad de frutas, vegetales, hortalizas y algunas leguminosas, según la temporada de cosecha que se incorporan al menú del restaurante.

Entre los principales productor orgánicos están: bananos, plátano, piña, yuca, papaya, guayabas, caña de azúcar, espinacas, culantro, oregano, zacate de limón,     anís, gengibre, limones, mandarinas, lechuga, tomate, guanabana, manzanas de agua, carambolas, ayote, sandía, entre otros.

Estos ingredientes propios de la huerta orgánica, complementados con aporte de proveedores certificados de la zona, complementan el menú variado de comida nacional e internacional que se ofrece en el restaurante del hotel, con el valor agregado de calidad y sobre todo cosechas libres de agroquímicos.

La empresa ha logrado no solo encadenar recursos naturales sino también, ha generado importantes enlaces productivos, ya que si no se contara con colaboradores de la zona no se podría operar, lo mismo que una estable red de proveedores, quienes se ven beneficiados directamente, ya que ofrecen a la empresa servicios y facilidades complementarias, que dan un valor agregado a la economía local y el turista se ve beneficiado de la actividad, ya que de forma directa disfruta del entorno natural de La Cusinga y la magia de la sostenibilidad y a la vez puede reservar tours a áreas protegidas de la zona, llevar artesanía autóctona, visitar la comunidad y hasta colaborar con proyectos en la localidad de Bahía Ballena, como la escuela y el Parque Nacional Marino Ballena.

Asimismo se contribuye a dos de los segmentos de mercado más importante de la actividad turística costarricense, el turismo rural comunitario en una finca integral, así como el turismo ecológico y sostenible, demostrando que se puede sacar provecho de las bellezas naturales, sin afectar los recursos naturales y más bien contribuyendo a la protección y mejoramiento de la localidad y el destino.

Personal de la región, capacitado adecuadamente y motivado, así como una red de proveedores locales y ecológicos de la mano con la visión de La Cusinga, permiten asegurar calidad, que se complementa con la conservación de los recursos naturales, el cumplimiento de la legislación ambiental, laboral, tributaria y fiscal del país, así como el contar con Declaratoria Turística del Instituto Costarricense de Turismo con tres estrellas, Certificación para la Sostenibilidad Turística con cinco niveles (hojas),así como certificado internacional con Rainforest Alliance del cumplimiento de los Criterios Globales de Turismo Sostenible, sin dejar de lado que se forma parte de la lucha del Código de Conducta Contra la Explotación Sexual de Personas Menores de Edad Ligada a Viajes y Turismo.

La Cusinga Lodge recibe máximo galardón de turismo sostenible

Uno de los hoteles certificados más ecológicos y sostenibles del país

En el marco de la celebración del  Día Mundial del Turismo, La Cusinga Lodge recibió el máximo galardón en turismo sostenible de Costa Rica, la Certificación para la Sostenibilidad Turística (CST) con su mayor puntaje y alcanzó los cinco niveles (hojas) de sostenibilidad, posicionándolo como uno de los hoteles más sostenibles del Pacífico Sur y del país.

La Certificación para la sostenibilidad turística de Costa Rica, es un programa implementado por el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) para la categorización y certificación de las empresas turísticas de acuerdo con el grado de cumplimiento del modelo de sostenibilidad de Costa Rica y reciben de uno a 5 niveles según la implementación de buenas prácticas sostenibles y un proceso que es fiscalizado por técnicos del ICT.

Desde que inició operaciones el hotel hace 17 años, la filosofía empresarial gira en torno a la sostenibilidad, con programas que fomentan la conservación de espacios naturales protegidos del país, planes de ahorro de energía y agua, arquitectura tropical sostenible, utilización de productos biodegradables, participación del turista en la sostenibilidad, reforestación con especies nativas y recuperación de bosques, rescate del patrimonio cultural y social de la región y participación de la comunidad.

Bajo este concepto, se ha podido demostrar que es posible desarrollar turismo de la mano no solo del medio ambiente, sino de la sociedad también, evitando impactos negativos en las comunidades y el entorno socioambiental de la Región Brunca.

El hotel se localiza en el cantón de Osa, específicamente en Costa Ballena, en una reserva que protege 300 hectáreas como una reserva privada, que limita con el Parque Marino Ballena, santuario que protege las migración de cetáceos como la Ballena Jorobada y un grupo de arrecifes de coral de los mejor conservados del pacífico de America Central y es parte del ecosistema más intenso biológicamente del planeta, igualmente forma parte del Corredor Biológico Paso de la Danta, además se desarrollan programas de rescate cultural con indígenas de la Reserva Boruca, quienes desde hace más de 500 años visitan las playas que limitan con la reserva para recoger el tinte púrpura de un caracol. Estos elementos son solo algunos de los componentes más importantes que La Cusinga Lodge pretende rescatar y conservar para las futuras generaciones.

 

CST en pocas palabras

La Certificación para la Sostenibilidad Turística evalúa cuatro ámbitos que se describen a continuación.

1. Entorno físico-biológico: Evalúa la interacción entre la empresa y el medio natural circundante, interesando la implementación de políticas y programas de sostenibilidad, protección del medio ambiente, entre otros.

2. Planta de servicio (Este ámbito corresponde a Establecimientos de Hospedaje): Se evalúan aspectos relacionados con los sistemas y procesos internos de la empresa, en cuanto al manejo de desechos y la utilización de tecnologías para el ahorro de luz y agua.

3. Cliente: Se evalúan las acciones que realiza la gerencia para invitar al cliente a participar en la implementación de las políticas de sostenibilidad de la empresa.

4. Entorno socioeconómico: Se evalúa la identificación e interacción del establecimiento con las comunidades adyacentes, analizándose por ejemplo, el grado en que las empresas turísticas responden al crecimiento y desarrollo de la región, mediante la generación de empleo o el logro de beneficios en pro de la colectividad.

 

Líderes en sostenibilidad

Además de la Certificación para la Sostenibilidad Turística en su máximo nivel, el hotel ha sido pionero y líder en otros programas transversales de turismo sostenible como los es el Programa Bandera Azul Ecológica (BAE), del cual cuenta con tres certificaciones.

La primera para el hotel en la Categoría Acciones para Enfrentar el Cambio Climático  con 4 estrellas, como empresa agente mitigadora del cambio climático, igualmente el hotel se encarga del Programa BAE de una de las playas del Parque Marino, Playa Arco, catalogada como una de las más vírgenes y bellas del pacífico de Costa Rica por su conservación en estado natural; del mismo modo en la reserva se cuenta con un río que desemboca en el Parque Marino Ballena y el mismo también ha sido galardonado en la categoría Micro cuencas como uno de los ríos más limpios, puros y con ecosistemas balanceados del país.

El hotel es también miembro activo del Código de Conducta contra la Explotación Sexual Comercial de Personas Menores de Edad ligada a viajes y turismo, como uno de los entes que busca combatir este flagelo en el país, además está certificado con la Marca Rainforest Alliance, por el cumplimiento de los Criterios Globales de Turismo Sostenible.

En el 2009 fue catalogado como el tercer hotel más ecológico del planeta por el Grupo Travel Internacional, asimismo en 2010 fue incluido en la lista de eco hoteles del mundo de la Revista National Geographic Traveler como destino sostenible.

Sitio web: www.lacusingalodge.com

Teléfono:  (506) 2770 2549

e-mail: reservations@lacusingalodge.com

facebook: https://www.facebook.com/Cusinga

Turismo Sostenible y Educativo en la Reserva

 ”El turismo educativo es una gran oportunidad para formar las comunidades y los turistas en materia de conservación y sostenibilidad”

Junio es conocido popularmente como uno de los meses de la conservación y del medio ambiente y en el marco de este mes ambiental, La Cusinga Lodge desarrolló una serie de actividades sostenibles dirigidas a los visitiantes extranjeros y la comunidad de Costa Ballena, desarrollando turismo educativo y sostenible en la Reserva Privada,  zona de protección de la Quebrada Grande,  Parque Marino Ballena y el Corredor Biológico Paso de la Danta.

Todas estas actividades se sustantan en los principios del Programa de Certificación para la Sostenibilidad Turística, Bandera Azul Ecológica, Sello de Calidad Sanitaria y los Criterios Globales de Turismo Sostenible, que son algunos de los sistemas de certificación de los cuales forma parte La Cusinga Lodge.

Día de la Conservación del Suelo: el pasado 07 de julio, con apoyo de la Policía Turística de Costa Ballena, se desarrolló la tercera jornada de siembra de árboles en la reserva, con participación de colaboradores del hotel. En la zona de influencia de la Quebrada Grande, dentro de la reserva fueron plantados 105 árbolitos de especies como Sota, María y Manú, en celebración del Día de la Conservación del Suelo.

Día Nacional de la Vida Silvestre y Día Internacional de Los Manglares: En conmemoración de estas dos importantes fechas, se desarrollaron actividades importantes en materia de conservación y protección, la primera de ellas una jornada de limpieza de la Costanera, se recogió basura que muchas personas sin una adecuada educación ambiental lanzan desde sus vehículos frente a la reserve y en los márgenes de la Quebrada Grande que cuenta con certificación de Bandera Azul Ecológica por la pureza  y limpieza de sus aguas, de manera que si se lanza basura a su caudal, las especies que habitan esta microcuenca se verían afectadas y no solo de la quebrada, sino también de los ecosistemas marinos de la zona, ya que la misma desemboca en el Parque Nacional Marino Ballena. En este evento participaron voluntarios estadounidenses de varias escuelas de la nación norteamericana. Igualmente se celebró una nueva campaña de recolección de desechos en Playa Arco y un taller de reciclaje con los materiales recuperados. botellas plásticas, latas de refresco y bolsas plásticas, se recogieron para mantener limpia una de las playas más bellas del Pacífico Sur.

Además de la celebración de las fechas importantes, se realizaron charlas sostenibles a los turistas del hotel, recorridos educativos y giras didácticas por la reserva con estudiantes de centros educativos y privados de la zona, como por ejemplo la Universidad Latina de Pérez Zeledón.

La sostenibilidad es una herramienta muy versatil y efectiva para el desarrollo de una región, en la Cusinga Lodge todos los días hacemos sostenibilidad y hacemos valer el principio de igualdad con nuestros hermanos, los recursos naturales, de manera que con actividades de turismo educativo, abrimos espacios de formación y aprendizaje para que la comunidad, así como los visitantes y nuestros colaboradores sean parte del equilibrio que debemos generar con el medio ambiente.

Es una gran labor, pero poco a poco vamos avazando y con resultados positivos, dejando en cada niño, joven y adulto educado, una semillita de sostenibilidad en su corazón y en su acervo de aprendizaje para ser futuros ciudadamos sostenibles.

Over 400 species of birds in the reserve

Exploring birding trails in the most diverse ecosystem of Costa Rica, Osa, in a sustainable way with scientific precision and identifying the most emblematic species of the South.

Bird watching is one of the main sustainable tourism and educational activities promoted in  La Cusinga Lodge Private Reserve, there are trails from 30 minutes, an hour to four hours, exploring the landscapes of the Pacific Coast of Costa Rica and the tropical rainforest from 0 to 400 meters above sea level. In a day tour can be observed up to 30 different species of birds during the trip.

Some of the world’s most popular ornithologists, including Carol Henderson, Sophie Webb, Beatrice Blake, Marco Tulio Saborío, Doug Cheeseman and Charles “Charlie” Gomez are just some of the people who visit our reserve attracted by the diversity of birds.

Here have been identified over forty different families  of birds represented by more than 400 species, with many different colors, feathers and songs that the tropics can offer. The following link provides the list of birds that can be found in the reserve http://www.lacusingalodge.com/birds.pdf

The Cusinga, name given to our hotel is known as a kind of toucan that is very common to observe in the reserve, our principal symbol, Pteroglossus frantzii, noted for their color and song.

The short  bird watching trails can be self-guided or combined can be visited on a guided tour of four hours or a full day, accompanied by our local guide, biologist Susana Garcia Blanco, who is specialist in zoology from the Complutense University of Madrid, Spain, and Project Manager of the Institute of Tropical Biodiversity – Costa Rica (Costa Rica IBT). She has also collaborated on several projects and migratory bird banding stations, and runs a center for wildlife interpretation in Bahía Ballena.

Birding in La Cusinga is based on sustainability criteria, aimed at making known the species of birds in the region, one of the most diverse in the world, loving nature and conserving local ecosystems, honestly and with scientific rigor, to make the journey a direct experience with the species of resident and migratory birds that frequent the reserve.

  Live this experience to explore the reserve and identify the most emblematic birds of the region in a sustainable birding tour through our paths in a reserve which retains about 300 acres of forest, which borders Ballena Marine National Park and its part of the Path of the Tapir Biological Corridor, the most diverse region of Costa Rica, Osa, where we have 5% of the world’s biodiversity.

Más de 400 especies de aves en la Reserva

Explorando senderos ornotológicos en el ecosistema más diverso de Costa Rica, Osa, de forma sostenible, con rigor científico e identificando las especies más emblemáticas de la región Sur.

La observación de aves es una de las principales actividades de turismo sostenible y educativo que se promueven en la Reserva Privada de La Cusinga Lodge, para ello se cuenta con senderos de media hora hasta cuatro horas, explorando los paísajes de la Costa Pacífica de Costa Rica y el bosque lluvioso tropical de los 0 hasta los 400 metros sobre el nivel del mar. En un tour de un día es posible observar hasta 30 diferentes especies durante el recorrido.

Algunos de los ornitólogos más reconocidos del mundo y en el país, entre ellos Carol Henderson, Sophie Webb, Beatrice Blake, Marco Tulio Saborío, Doug Cheeseman y Carlos “Charlie” Gómez, son solo algunas de las personas que visitan nuestra reserva atraídos por la diversidad de aves.

Se han podido identificar aves de más de cuarenta familias distintas, representadas por más de 400 especies, con los más diversos colores, plumajes y cantos que el trópico puede ofrecer. El siguiente link ofrece la lista completa de aves  que se pueden encontrar en la reserva http://www.lacusingalodge.com/birds.pdf

La Cusinga, nombre que lleva nuestro hotel es como se conoce una especie de tucán que es muy común de observar en la reserva, nuestro símbolo principal el Pteroglossus frantzii, que destaca por su coloración y canto.

Los senderos cortos de observación de aves, pueden recorrerse autoguiados o combinarse en un tour guiado de hasta cuatro horas o un día completo, acompañados por nuestra guía local, la bióloga Susana García Blanco, quien es especialista en zoología por la Universidad Complutense de Madrid, España y  Project Manager del Instituto de Biodiversidad Tropical – Costa Rica (IBT Costa Rica). Además ha colaborado en varios proyectos de aves migratorias y en estaciones de anillamiento constante, y dirige un centro de interpretación de vida silvestre en Bahía de Uvita.

Los tours ornotológicos o de pajarero en La Cusinga, se fundamentan en criterios de sostenibilidad, enfocados a dar a conocer las especies de avifauna de la región, una de las más diversas del mundo, amando la naturaleza y conservando los ecosistemas locales, de forma honesta y con rigor científico, para hacer del recorrido una vivencia directa con las especies de aves residentes y migratorias que frecuentan la reserva.

 Viva esta experiencia de explorar la reserva e identificar las aves más emblemáticas de la región, en un tour de pajarero sostenible a través de nuestra red de senderos en una reserva que conserva alrededor de 300 hectáreas de bosque, que limita con el Parque Nacional Marino Ballena y forma Parte del Corredor Biológico Paso de la Danta, en la región más diversa de Costa Rica, Osa, donde contamos con el 5% de la biodiversidad del mundo.

Starts whale watching season in Costa Ballena

Last June 25, boating local operators reported the sighting of a humpback whale in  waters of Ballena Marine National Park, which confirms the start of whale watching season in Costa Ballena. Pacific Whales and Kayak, tour operator in the area, confirmed the news, which motivates the activity of cetacean watching.

The season begins with a little presence of whales, which over the weeks and months will increase to consolidate with a large group of mammals to late July, season runs through late September and early October.

This group of humpback whales migrates from the Antarctic Peninsula to warm shallow waters of the Costa Rican Pacific Ocean at the Ballena Marine National Park, to give birth and stay during the months of August and September, months that according to reports from the operator is the strongest peak of sightings.

The Humpback Whale, Megaptera novaeangliae known scientifically, can reach between 12 and 15 meters long and weigh more than 36 000 kilograms. They are distributed worldwide and each year travel up to 25 thousand kilometers.

This is a great opportunity to enjoy the experience to see the humpback whales that visit us from South America, take this experience at La Cusinga Lodge.

Inicia temporada de avistamiento de Ballenas Jorobadas en Costa Ballena

El pasado 25 de junio, se reportó el avistamiento de una ballena jorobada en aguas del Parque Marino Ballena, lo que confirma el inicio de la temporada de avistamiento de este cetaceo en Costa Ballena. Pacific Whales and Kayak, operador de tours en la zona, confirmó la noticia, que motiva la actividad de observación de cetáceos en la zona.

Ballena observada desde el Mirador de La Cusinga Lodge. 

La temporada inicia con una poca presencia de ballenas, que con el paso de las semanas y meses irá en aumento hasta consolidarse con un grupo grande de los mamíferos para finales de julio, temporada que se extenderá hasta finales de setiembre e inicios de octubre.

Este grupo de jorobadas, migran desde la Península Antártica para venir a aguas cálidas y poco profundas del pacífico costarricense, como lo es el Parque Marino Ballena, para parir sus crías y durante los meses de agosto y setiembre, según reportes del operador turístico es el pico más fuerte de avistamientos.

La Ballena jorobada, conocida cientificamente como Megaptera novaeangliae, puede alcanzar entre 12 y 15 metros de longitud y llegar a pesar más de 36 mil kilogramos. Se distribuyen por todo el mundo y recorren cada año hasta 25 mil kilómetros.

Esta es una gran oportunidad para disfrutar la experiencia de conocer las ballenas jorobadas, que nos visitan desde Sur América, aproveche esta experiencia en La Cusinga Lodge.

 Fotos: Pacific Whales and Kayak.